PROBAMOS EL NUEVO PEUGEOT 508

Publicado: 10/02/2011 16:26 por Administrador en MOTOR
20110210202057-10022011301-267x200.jpg

 

 

El Peugeot 508 representa un importante salto cualitativo con respecto a su antecesor en la saga, el 407. En cierto modo, nos encontramos con algo parecido a lo que experimentó su primo hermano de Citroën, el C5 en el año 2008. A simple vista podemos ver que la prestancia del nuevo modelo es más Premium y que sus diseñadores, además, han ido más allá a nivel estilístico.

En función de los acabados del modelo la firma francesa prevé unos descuentos de promoción comprendidos entre los 800 y 1.400 €. La unidad que nosotros hemos probado es el:

508 Allure 2.0 HDi 140

29.400 €

 

Lo primero que sorprende al acceder a su interior es la calidad percibida, una sensación que se consigue, por un lado, con el empleo mayoritario de buenos materiales y pocos plásticos duros y, por otro, gracias a un cuidadoso ensamblaje en el que las piezas encajan con bastante precisión, manteniendo unas superficies homogéneas sin escalones desagradables ni rebabas en los cortes.

La dirección de Peugeot, que apunta hacia el Volkswagen Passat como principal rival de su recién estrenado producto, no oculta sus ambiciosos objetivos en estos momentos delicados y cree firmemente que se colorarán líderes en el ranking de ventas de la categoría.

Buena parte del aumento de longitud que experimenta el 508 en relación a su antecesor se encuentra en la distancia entre ejes, que ahora es 9,2 centímetros mayor. Eso se traduce en un espacio extraordinario para las piernas en las plazas traseras, unas plazas que también son amplias en altura y anchura, lo que unido a una banqueta razonablemente cómoda en la zona central permite que cinco adultos viajen mejor de lo que es habitual en vehículos de este tamaño.

Las dimensiones del maletero tampoco están mal, 515 litros en la berlina y 560 en el SW, a pesar de que todas las versiones, a excepción de la más cara (GT), disponen de una rueda de repuesto normal, que en el caso de ésta otra es de ’galleta’. Excelente es el calificativo que merecen los asientos en cualquiera de las cinco versiones de acabado que tiene la gama: Access, Active, Business line (sólo para empresas), Allure y GT, Su ergonomía es perfecta, la sujeción también y los diferentes tapizados se muestran atractivos y agradables al tacto.

Redondea el apartado de confort el buen aislamiento acústico y un chasis absolutamente equilibrado, con suspensiones que absorben bien las irregularidades del terreno, a la vez que aportan dinamismo y precisión en la conducción. La dirección, los frenos y el resto de componentes mecánicos cumplen su cometido con idéntica solvencia, lo que permite al conductor disfrutar al volante con un coche que convierte la experiencia de viajar en algo placentero. .

Desde su lanzamiento el 508 dispondrá de una generosa oferta mecánica. Por un lado, habrá dos motores de gasolina, ambos de 1.600 centímetros cúbicos, el básico con 120 caballos de potencia y acoplado a una caja de cambios manual automatizada de seis velocidades y el otro con 156 CV, para el que se puede elegir entre una transmisión manual y otra automática, en los dos casos de seis marchas.

La alternativa en diésel es aún más variada y comienza con un propulsor 1.6 de 112 CV y cambio manual de cinco velocidades. Una segunda versión de este mismo motor, denominada e-HDI, va asociada a la transmisión pilotada de seis marchas y, ayudada por el suave sistema Start/stop de última generación, consigue rebajar el consumo un 15%, hasta los 4 litros justos de media, y las emisiones de CO2 a 109 gramos por kilómetro.

El siguiente escalón lo ocupa el 2.0 HDI con cambio manual de seis velocidades, una combinación de eficacia demostrada y que supondrá prácticamente la mitad de las ventas de este coche en España. Le siguen una evolución del mismo propulsor, pero con 163 CV y transmisión automática de seis marchas y, en la cumbre de la gama, se sitúa el cuatro cilindros de 2.2 litros y 204 CV, con acabado GT y también cambio automático.

Esta última mecánica sustituye a la anterior 2.7 V6 de la misma potencia, pero se muestra infinitamente más eficiente en consumos y emisiones, además de mejorar también las cifras de aceleración y recuperaciones. De su escape sólo salen de media 150 gramos por kilómetro de CO2, lo que equivale a una reducción del 33% respecto al propulsor anterior de seis cilindros.

A partir de 2012 la tecnología Hybrid4, que antes se habrá estrenado ya en el modelo 3008, llegará a la gama 508. Se trata de un novedoso sistema que combina un motor diésel de 163 caballos para el eje delantero con uno eléctrico de 37 para el trasero, lo que proporciona en conjunto una potencia de 200 CV y tracción a las cuatro ruedas, gracias a ese mecanismo de doble propulsión gestionado electrónicamente.

Los precios del Peugeot 508 van desde los 23.400 euros del más barato a los 38.500 del GT. No tendrá ningún tipo de campaña de lanzamiento, pero se permite a los vendedores del concesionario que jueguen con un margen de entre 800 y 1.400 euros en la negociación final con el cliente.

Comentarios  Ir a formulario